Esposas y amantes: Colonia e Independencia (Siglos XVIII y XIX)

Fecha: 22 de agosto 2012

Coordinadora: Graciela Tejero Coni

El taller de fuentes trabajó en dos grupos, con metodología de análisis de textos de las protagonistas de época, previa exposición del contexto histórico y el señalamiento de hacer una lectura interesada en la búsqueda de los rasgos de opresión de género que marcaban sus vidas y las rebeldías y estrategias de transgresión en su accionar.

El título del taller ya orienta los perfiles de las mujeres que seleccionamos:

Micaela Bastidas Puyucawa (esposa de Tupac Amaru)

Mariquita Sánchez (viuda  de Thompson y de Mendeville)

Guadalupe Cuenca (viuda de Mariano Moreno)

Ana Perichón (esposa de O´Gorman y amante del Virrey Liniers)

Trinidad Guevara (amante de Oribe y otros)

De ellas leímos y analizamos con carácter de fuentes históricas: sus cartas, órdenes y diarios, y también sumamos algunas semblanzas recogidas por la literatura bajo el género de novela histórica.

Descubrimos a Micaela en su condición de estratega militar reconocida por su esposo y por las tropas que estaban bajo su mando, comprometiendo en la lucha a sus propios hijos;  a Mariquita con su carácter autónomo que fue desde el “juicio por disenso” a sus padres por rebelarse a un matrimonio por ellos convenido hasta sus polémicas de igual a igual con los políticos de tiempos pre-revolucionarios a avanzado el proceso de guerra civil que desembocó en el Estado Nacional, siendo sus esposos amorosos compañeros; a Guadalupe que tratando con amor y ternura infinita a Moreno, lo informa con aguda visión crítica de las vicisitudes políticas que, desde el propio gobierno, estaban diezmando las fuerzas verdaderamente revolucionarias de mayo, lo que denota el estrecho vínculo de confianza y respeto que existía en el matrimonio; también hallamos a  Ana y Trinidad que no ocultaron su desenfado, la una – abuela de Camila – vinculada al poder y a las disputas internacionales de la época que le valió en la historiografía el mote de la “Matahari del  Río de La Plata”, y la otra madre soltera a los dieciséis años, con espíritu independiente como ninguna, apasionada, subía a escena luciendo un camafeo con el retrato de su amante.

Concluimos que la emergencia de estas mujeres y sus conductas, junto a otras cientos de indias, negras, mestizas y criollas, fue posible por las condiciones que se generaron bajo los vientos revolucionarios de independencia, y que también en Europa dieron lugar al incipiente feminismo con “Vindicación de los derechos de las mujeres”  de Mary Wollstoncraff y la “Declaración de los Derechos de la Ciudadana” de Olimpia de Gouges, a título de ejemplo.

Aquí compartimos unas fotografías del taller:

 

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *


*